Buenas prácticas del teletrabajo

Solo una buena empresa aplica estas cosas en su teletrabajo

Teletrabajar se ha convertido en una nueva normalidad a lo largo del mundo debido a la pandemia y expertos aseguran que hay una gran probabilidad que aún cuando la epidemia de COVID-19 sea controlada, las empresas adopten esta modalidad de empleo cómo la principal forma de trabajo a nivel mundial. Esto obedece a innegables beneficios para las empresas cómo para los colaboradores, pero ¿Cómo liderar este cambio organizacional para tener equipos de trabajo altamente efectivos? En este articulo te lo contamos.

 

Primero - ¿Que es el teletrabajo?

 

Empecemos por comprender el trabajo remoto cómo una forma de trabajo donde la empresa que requiere los servicios/conocimientos del colaborador sin demandar su estado presencial en las instalaciones físicas de la empresa contratante ¿Qué significa esto? Que el colaborador puede trabajar y realizar sus funciones normales por medio de medios digitales. Según www.gestion.org

 
Las nuevas tecnologías permiten cada vez más la implementación de la modalidad del teletrabajo en la empresa. Existen muchas tareas que no son necesariamente por qué ser ejecutadas en una oficina ni requieren la presencia del trabajador en el puesto del trabajo, por lo que se pueden realizar en un lugar distinto de la oficina. También la incorporación de nuevas formas de comunicación permite facilitar las tareas y ejecutar el trabajo satisfactoriamente.

Con base en esto podemos analizar que el éxito del trabajo se puede encontrar fundamentado en dos variables: hábitos de trabajo y herramientas de colaboración. Una vez hemos abarcado ambas podríamos enviar a nuestros colaboradores a una modalidad remota con la seguridad que pueden desenvolverse de forma adecuada y que aporte valor a la organización. Pero antes de seguir veamos unos buenos ejemplos para comparar que tan bien estamos aplicando el teletrabajo.

 

El trabajo remoto nos permite trabajar eficientemente siempre y cuando tengamos claros los canales y formas adecuadas para trabajar en equipo, usualmente una empresa que tiene unos buenos fundamentos para el teletrabajo cuenta con:

 
  • Espacios de trabajo y almacenamiento en la nube de forma que los colaboradores puedan acceder y localizar información necesaria de forma rápida (de acuerdo a sus credenciales)

  • Canales de comunicación definidos para atender procesos del día a día, proyectos o temas de trabajo con clientes de forma que puedan ser priorizados y atendidos oportunamente

  • Estructuras y procesos de colaboración definidos para que los colaboradores sepan a quien llevar sus diferentes dudas

  • Un sistema de medición orientado a proyectar las metas planteadas para al organización, este sistema debe tener la capacidad de medir a los individuos, cómo a los grupos de trabajo

Ya una vez entendidas e interiorizadas las practicas del teletrabajo podemos analizar de forma critica nuestra empresa, nuestras plataformas digitales, nuestros ecosistemas de información e infraestructura para fortalecer los procesos claves del éxito de la organización, podemos identificar beneficios inmediatos tanto para la compañía cómo para el colaborador.

 

Por el lado del personal tenemos una vida con menos estrés, menos desplazamientos y menor perfil de riesgo. Así mismo cuando miramos países que han implementado el trabajo remoto de forma anterior a la pandemia podemos evidenciar cómo las personas tienen una mejor calidad de vida y disfrutan más de su trabajo porque pueden hallar un balance con su vida privada. Por parte de las organizaciones tenemos claro que hay una reducción sustancial de los costos operativos, un mejor control de la productividad de la empresa y la capacidad de migrar a modelos de negocio mucho más digitales.

 

Ahora si tu empresa aún no se encuentra teletrabajando o está en los primeros pasos, la siguiente información es de importante para que estas etapas iniciales puedan ser completadas con éxito.

 
  1. Define los procesos de tu organización, debes entender quien se comunica con quien y que roles dependen de activos previamente entregados otras personas.

  2. Genera espacios de trabajo con propósitos definidos, una gran diferencia con las estructuras tradicionales es que para poder ser eficientes hay que trazar objetivos y entregas.

  3. Establece tu plan de trabajo de forma flexible, no estar atado a un proceso permite abordarlo de forma creativa con los recursos y conocimientos disponibles. Es importante conservar un norte pero más, seguir avanzando constantemente.

 

Por parte de nuestro panel de expertos es importante mencionar que todos los procesos deben acompañarse de capacitaciones, canales de ayuda e incentivos a los colaboradores. No olvidemos que en las estrategias digitales los colaboradores son actores fundamentales en nuestros aciertos y fallos.

 

¿Quieres realizar una pregunta a nuestro pool de expertos de forma gratuita? Clic acá

¿Quieres conocer sobre actualidad tecnológica para empresas? Clic acá